Más de 1.000 prendas y otros artículos fueron donados en solo un mes de recolección

A través de las donaciones recibidas en las tiendas de treinta marcas nacionales se recolectaron 1.276 artículos, entre prendas, frazadas, calzados y toallas para hacer llegar a las familias de paraguayos que se encuentran en los hospitales y otros lugares como fundaciones y comunidades indígenas. El objetivo de la campaña Oñondive fue abrigar a quienes lo necesitan en este mes de bajas temperaturas.

Esta campaña fue lanzada por el Sello de Moda Sostenible de Paraguay, iniciativa de la Asociación Industrial de Confeccionistas del Paraguay (AICP). Las treinta marcas nacionales abrieron sus puertas para que las personas se acerquen a dejar sus donaciones de abrigos y telas; a cambio cada tienda ofreció descuentos y beneficios en sus prendas.

“Como Sello de Moda Sostenible queremos realizar acciones para aportar a la sociedad, esta fue una de ellas y deseamos que sea una campaña que se repita todos los años”, expresó Adriana Chaparro, gerente general de la AICP.

Mientras las donaciones llegaban a las tiendas, representantes de las marcas y miembros de la AICP fueron destinándolas por semana. De esta manera se llegó al Ineram, el cual fue el primer punto. Las donaciones fueron recibidas por el Dr. Alberto Ortiz, Jefe del Servicio de la Unidad de Cuidados Intensivos del Ineram.

En la misma semana se llevaron donaciones a la comunidad indígena Ka’a Poty, quienes se encuentran en la Plaza de Armas del centro de Asunción. A la semana siguiente, más donaciones se entregaron en la Fundación Ko’eju, quienes brindan apoyo y alimentos a niños de zonas vulnerables. Ese día, también se acercaron toallas y mantas para las camas del Hospital General de Luque.

La última parada se realizó en la Fundación Nietitos del Corazón, quienes dan asistencia a adultos mayores. Para esta fundación se logró llevar prendas, toallas y una secadora de ropas. Durante cada entrega, las diferentes marcas que apoyaron esta campaña se organizaron para llevar y poner a disposición lo que se necesitaba para el traslado. Así también, el Sello de Moda Sostenible trabajó en conjunto para decidir dónde iban las donaciones y organizar las entregas.