Fiscalía apunta a la ACA como responsable del atentado en San Alfredo

El agente fiscal Carlomagno Alvarenga, lleva adelante la causa con relación al ataque perpetrado contra agentes de la Policía Nacional y de dos guardias de seguridad, ocurrido en el distrito de San Alfredo, departamento de Concepción. Tras el atentado fallecieron dos agentes policiales y un personal de seguridad civil.
Según lo manifestado por el fiscal, tras los resultados de las pruebas de balísticas, se recibió el informe de Criminalística, del análisis comparativo de las vainillas servidas levantadas en el lugar del hecho, se pudo confirmar que fueron utilizadas un total de cinco armas de fuego de diferentes calibre. La particularidad de estas armas es que fueron utilizadas anteriormente en otros hechos punibles.
El representante fiscal expresó: “En total encontramos coincidencia de las armas en otros nueve hechos punibles ocurridos con anterioridad en la zona, algunos fueron ataques a establecimientos, otros casos de Homicidio”.
“En uno de los casos, uno fue identificado por la víctima, una persona que resultó ser Feliciano Bernal Maíz, en otro caso también fue identificado Hugo Bernal Maíz y en otro fueron identificados dos hermanos con apellido Balbuena. Lo particular en estos casos es que estas personas se presentaron como un grupo criminal autodenominado Agrupación Campesina Armada- Ejercito del Puebo (ACA-EP)”, finalizó Alvarenga.
Según los antecedentes del caso, el pasado martes 3 de agosto, aproximadamente a las 19:50 horas, un grupo de policías sufrió un fatal ataque por parte de más de 10 desconocidos cuando realizaban un recorrido habitual. Los agentes policiales regresaban de un patrullaje cuando se inició el ataque de los desconocidos desde un costado del camino. En ese momento, el chofer aceleró la marcha para intentar eludir el ataque; sin embargo, siguieron disparando contra el móvil policial, y chocaron contra una sector, cerca del establecimiento. Asimismo, dos personales de seguridad de dicho establecimiento llegaron en un vehículo y también fueron víctimas de los disparos. Los atacantes se dieron a la fuga y robaron las armas de fuego de los policías.
Tras el ataque perdieron la vida el subjefe de la comisaría de San Alfredo, Dionisio Ávalos Pereira (44), y el suboficial Odelio Insaurralde(37). También uno de los guardias privados fue identificado como Leonido Medina.