Agencia Moody’s mantiene calificación de Paraguay en Ba1

La calificadora de riesgos Moody’s, luego de una revisión de la calificación de riesgo anual, ha decidido mantener la calificación de Paraguay en Ba1 (con perspectiva estable). Esto se da en un contexto económico todavía complicado, producto de la pandemia global que aún se está atravesando. Destaca que las fortalezas crediticias de Paraguay incluyen su baja carga de deuda pública en términos absolutos y relativos a pesar de un aumento al 35% del Producto Interno Bruto (PIB) el año pasado impulsado por la respuesta de política anticíclica del Gobierno a la pandemia.

Es así que, Moody’s resalta que si bien Paraguay registró una contracción, fue la menos severa de América Latina y el Caribe, muy por debajo de los países de la región. Esto se puede atribuir en parte al estímulo fiscal del 5,5% del PIB, que derivó de la Ley de Emergencia Nacional para contrarrestar los efectos negativos de la pandemia mediante medidas que atendieron las áreas de salud, empleo, empresas y a sectores sociales vulnerables. Del mismo modo enfatiza en su informe el rol de la inversión pública para la recuperación económica durante la segunda mitad de 2020.

Asimismo, destaca que el PIB real de Paraguay creció 0,6% interanual en el primer trimestre del año 2021, convirtiéndolo en una de las primeras economías de América Latina en exceder los niveles pre pandémicos. Siendo el principal motor de este crecimiento la formación bruta de capital fijo con un aumento del 11,4%. Igualmente, resalta la contracción del gasto público en 4,2% debido a la focalización de asistencia de sectores más afectados por la pandemia.

Además, Moody’s espera “que la economía paraguaya crezca en un 3,5% en el 2021” y que para el 2022, “el crecimiento se acelere al 4% lo que supera el promedio del crecimiento regional de 3,5%”. En cuanto al déficit fiscal, Moody’s estima que será del 4,0% del PIB, con la expectativa de que vuelva a converger a los límites de la Ley de Responsabilidad Fiscal para el 2023. En cuanto a los niveles de Deuda/PIB, destaca que se posiciona un nivel por debajo del promedio que se espera para los países con la misma calificación.

Moody’s distingue la fortaleza fiscal de Paraguay acentuando la importancia de la Ley de Responsabilidad Fiscal, la cual ha ayudado al Gobierno a marcar un historial de gestión fiscal conservadora que ha sido parte del perfil crediticio durante casi dos décadas, y que a pesar de este enfoque prudencial, ha creado un espacio para aumentar el gasto de capital a lo largo del tiempo, demostrando el compromiso del Gobierno con la inversión pública dentro de su plan de recuperación económica post pandémica.