Protestan contra restricciones en Francia

Muchos franceses están acudiendo a los centros de vacunación desde que se anunció que será obligatorio presentar un certificado para usar el transporte público o entrar en restaurantes. Francia es uno de los países que ha endurecido su postura para limitar la movilidad y las acciones de personas que no han querido ponerse la vacuna contra el coronavirus.

En París, varios miles de personas protestan contra las medidas sanitarias impuestas por Macron al grito de “Libertad” y “Macron dimisión”.

Se han concentrado militantes antivacunas, antirestricciones, antimascarillas y simpatizantes de los diferentes extremos políticos. Consideran que las últimas medidas del Gobierno sobre la vacunación contra la COVID-19 obligatoria son una ‘dictadura sanitaria’.

La nueva norma de presentar el ‘certificado covid’ para acceder a eventos o a ciertos servicios se vota esta tarde en el Senado y en las concentraciones del protesta ha habido una fuerte presencia policial porque al Gobierno le preocupa la radicalización de este movimiento minoritario.

Certificado covid en Francia

Esta medida fue presentada por el presidente del país Emmanuel Macron el pasado 12 de julio y se estableció, entre otras medidas, que los profesionales sanitarios deberán estar inmunizados antes del 15 de septiembre. Desde esta misma semana, ya es obligatorio tener el pasaporte de vacunación para entrar en cines, teatros o espacios culturales que reúnan a más de 50 personas. En agosto, este requisito se extenderá a bares, restaurantes, centros comerciales y transporte público.

La nueva norma presentada por el Gobierno francés ya ha tenido una gran repercusión entre los ciudadanos. A pesar de las protestas, desde que se anunciaron las medidas más de tres millones de ciudadanos han pedido su turno para la vacuna contra la COVID-19. Esto ha establecido un récord de inmunizaciones en un solo día, con 792.339 dosis aplicadas.

Los últimos datos de Francia establecen que el 96% de las personas que se han contagiado no estaban vacunadas. El primer ministro de Francia, Jean Castex, hizo un nuevo llamamiento para animar a la vacunación y aclaró que “las vacunas funcionan” en una entrevista con el canal ‘TF1’ horas antes iniciara el debate parlamentario del proyecto de ley que extiende la necesidad del certificado sanitario.

Otros países endurecen las medidas contra el coronavirus

En Reino Unido, por ejemplo, obligan a vacunarse a los trabajadores de residencias y piden el certificado de vacunación para poder entrar en grandes eventos. También, Grecia impone la vacuna a esos profesionales y exige un certificado para comer en un restaurantes o ir a espectáculos.

En Portugal es necesario estar vacunado en ciertos municipios y en Italia también han aprobado ese requisito de acceso en cines, restaurantes, museos o piscinas.

Antena 3