Brote de “super hongo” causa temor en EE.UU.

Funcionarios de salud de Estados Unidos dijeron hoy que ahora tienen evidencia de un hongo intratable que se propaga en dos hospitales y un asilo de ancianos.

Los brotes de “súper hongos” se informaron en un hogar de ancianos de Washington, D.C, y en dos hospitales del área de Dallas, informaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Un puñado de pacientes tenía infecciones fúngicas invasivas que eran inmunes a las tres clases principales de medicamentos.

“Esta es realmente la primera vez que comenzamos a ver grupos de resistencia” en los que los pacientes parecían contraer infecciones entre sí”, dijo la doctora Meghan Lyman de los CDC.

El hongo “Candida auris” es una forma que se considera peligrosa para los pacientes de hospitales y hogares de ancianos con problemas médicos graves. Es más mortal cuando ingresa al torrente sanguíneo, al corazón o al cerebro. Los brotes en los centros de salud se han provocado cuando el hongo se propaga a través del contacto con el paciente o en superficies contaminadas.

Los funcionarios de salud han hecho sonar las alarmas durante años sobre la superbacteria después de ver infecciones en las que los medicamentos de uso común tuvieron poco efecto. En 2019, los médicos diagnosticaron tres casos en Nueva York que también eran resistentes a una clase de medicamentos, llamados equinocandinas, que se consideraban una última línea de defensa. En esos casos, no hubo evidencia de que las infecciones se hubieran propagado de un paciente a otro; los científicos concluyeron la resistencia a los medicamentos formada durante el tratamiento. Los nuevos casos se extendieron, concluyó el CDC.

En Washington, D.C., un grupo de 101 casos de C. auris en un hogar de ancianos dedicado a pacientes muy enfermos incluyó tres que eran resistentes a los tres tipos de medicamentos antimicóticos. Un grupo de 22 en dos hospitales del área de Dallas incluyó dos con ese nivel de resistencia. Las instalaciones no fueron identificadas. Esos casos se vieron de enero a abril. De las cinco personas que tuvieron resistencia por completo al tratamiento, tres murieron, tanto pacientes de Texas como una en Washington.

Lyman informó que ambos son brotes en curso y que se han identificado infecciones adicionales desde abril. Pero esas cifras adicionales no se informaron. Los investigadores revisaron los registros médicos y no encontraron evidencia de uso previo de antimicóticos entre los pacientes de esos grupos. Los funcionarios de salud aseguraron que eso significa que se transmiten de persona a persona.

Casi 2 millones de personas en todo el mundo mueren de infecciones por hongos cada año, y la resistencia a los medicamentos de primera línea va en aumento.

Infobae