El caos de la “despapelización” en tribunales

Por Vanesa Silguero

Si bien la reducción del uso de papel en las instituciones públicas y su reemplazo por el formato digital busca disminuir el daño ambiental, está generando estragos en cuanto al acceso a la información pública del Poder Judicial.

Por una parte, la falta de instrucción para usar la plataforma de búsqueda de los fallos judiciales y por el otro, la obligación que tendrá el ciudadano (no parte de la causa) de pagar una tasa para acceder a la copia de la resolución judicial.

Por ejemplo, al ingresar a la página https://www.csj.gov.py/ResolucionesWeb/Formularios/inicio.aspx con el fin de ver el estado de una causa, el sistema informático solicita número de expediente, texto y tipo de resolución, origen, circunscripción y año, lo cual dificulta mucho acceder a la última resolución del caso, ya que el ciudadano promedio no maneja todos los datos específicos y el portal no se encuentra actualizado diariamente.

También, vemos un fracaso en la comunicación institucional, ya que no se socializó con la ciudadanía en general sobre el nuevo sistema de búsqueda, tampoco con los periodistas que diariamente accedemos a las últimas resoluciones mediante las carpetas que anteriormente estaban expuestas al público en general, las cuales desde ahora ya no están disponibles y se tendrá que buscar manualmente cada una de ellas.

La ley de “Papel 0” no contempla el pago para acceder a un documento público, sin embargo la Acordada 1533 de la CSJ es arbitraria, al imponer el pago lejos de facilitar el servicio de justicia, eficiente y transparente, lo que hace es limitar el acceso a la información pública, mediante una recaudación irregular y un sistema informático confuso.

Cambiar el diseño informático y socializar con los usuarios de justicia sobre el nuevo sistema de trabajo, podría ser el camino para tener una justicia más transparente y eficiente.