Ante el frío extremo: consumo de alcohol puede dar una falsa sensación de calor

Con la entrada del frente frío y el anuncio de temperaturas por debajo de los 2° C en el territorio nacional, el Prof. Dr. José Aníbal Gómez Cantore, médico internista de la Cátedra de Semiología Médica del Hospital de Clínicas, Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, recomienda abrigarse bien y extremar cuidados en cuanto al consumo de bebidas alcohólicas, la vestimenta adecuada y el uso de calefacción.

Lo primordial es evitar en lo posible exponerse a las bajas temperaturas por largos periodos de tiempo, ya que esto podría producir hipotermia y eventualmente la muerte, asimismo, la alimentación y el consumo de bebidas deben ser de cuidado.

“El consumo excesivo de alcohol puede dar una falsa sensación de calor, haciendo que las personas que beben y sobre todo si se encuentran expuestas a la intemperie sufran de hipotermia o complicaciones respiratorias”, expresó.

Las bajas temperaturas favorecen la aparición de cuadros respiratorios, lo que representan por este tiempo un serio riesgo para la salud, teniendo en cuenta que es cuando se da la mayor cantidad de hospitalizaciones ya sea por urgencias y también en consultas ambulatorias.

Los niños y adultos mayores son los más vulnerables a este tipo de cuadros, por eso lo ideal es abrigarlos bien en los días de bajas temperaturas para que no sientan frío y si es necesario utilizar gorros y guantes, sobre todo los bebés, que pierden calor en la cabeza y las manos; pero así también evitar sobre abrigarlos, ya que el exceso de abrigo puede traducirse en una falsa fiebre.

“Los ancianos y niños pequeños son los más proclives a sufrir de un cuadro de hipotermia; así también los que presentan patología de base como los pacientes diabéticos, cardiópatas, con insuficiencia cardiaca o accidentes cerebrovasculares, deben extremar cuidados”.

En cuanto a los métodos de calefacción, se pueden usar estufas en la casa, siempre que estén en un lugar seguro fuera del alcance de los niños y animales. En lo que respecta a braseros, éstos están terminantemente prohibidos ya que las personas no deben estar en un ambiente cerrado con el brasero porque pueden sufrir intoxicación por monóxido de carbono, que también puede llevar a la muerte.

El profesional recomendó que en lo posible las personas eviten exponerse a las bajas temperaturas, teniendo en cuenta además el contexto de la pandemia y que, ante cualquier síntoma respiratorio, acudan a consultar para evitar complicaciones.