Opinión: Ni el Covid, ni las pandemias, ni las vacunas

Por Héctor Alegre

A medida que avanza el tiempo marcado por el desarrollo de la pandemia de Covid-19, más elementos van surgiendo a la luz pública aclarando el escenario de fondo que al final es el que realmente el que define lo que se da como cierto en esta crisis mundial. Y este contexto está definido por la forma en que las grandes potencias, EEUU, China y Rusia, teniendo a la pandemia de razón justificante, están en una brutal carrera por remarcar o ampliar sus zonas de influencia en el mundo. Una guerra literalmente.

Así en este contexto, Paraguay, vinculado desde hace generaciones a los Estados Unidos por política internacional, definida por la cercanía geográfica, al parecer está pasando a ser un impensable peón en la partida de ajedrez diplomático que están jugando EEUU y China con Rusia como tercer jugador con una creciente influencia.

Más allá de que es necesario que el Gobierno aclare sin viso de alguna duda sobre lo que pasó con la provisión de vacunas Covid y que si se deba sancionar se sancione a quien sea, seria interesante el escenario internacional que se va vislumbrando.

Así, es cada vez más evidente que Paraguay se quedó en el medio de una escalada en la tensión China-EEUU, en donde Taiwan a pesar de no ser reconocido como país por parte de Washington le es funcional como eventual cabeza de puente o carta de negociación.

Ante los reclamos, meses atrás, sobre una aparente pasividad de Taiwan, o una mínima dinámica de solidaridad hacia nuestro país a pesar que en esa Isla es más que aceptado que Paraguay es el país más importante, en tamaño como importancia económica, de los 14 que en todo el mundo reconoce a ese territorio como una Nación como un Estado.

Al parecer está pasividad inicial de Taiwan, respondía al parecer a un mensaje hacia EEUU que se podría resumir de la siguiente manera: “¿Vos queres que ayudemos a Paraguay para que mi vecino, que quiere hacerme desaparecer, no siga ganado espacio en tu zona de influencia geográfica y política? bueno, eso no es así nomas”

En Diplomacia cada expresión de un Estado tiene un fín y en este caso desde Taiwan, el cual sólo es reconocido como Nación por 14 países, entre los cuales Paraguay es el más grande y serio (imagínense), es un intento de parar la erosión de su propia existencia.

El mundo está en guerra no contra el Covid-19 realmente, la pandemia es una causa justificante de un conflicto en donde no se están usando balas sino vacunas.