Dosis anticovid estaban siendo ofrecidas en un gimnasio, según denuncia

Foto: Facebook.

La Dra. Lida Sosa, viceministra de Rectoría y Vigilancia de la Salud, en su declaración testifical señaló que tuvo conocimiento de que las vacunas contra el Covid-19 fueron hurtadas del Hospital General de San Lorenzo gracias a la denuncia realizada por un médico, según detalló el fiscal Julio César Ortiz. Las dosis supuestamente estaban siendo ofrecidas por G. 350.000.

“Sí, la viceministra declaró vía zoom, informando de que el doctor Elio Marín, un médico neurocirujano que presta servicio en el Hospital de IPS, le había comunicado vía telefónica que él estaba en un gimnasio y que escuchó rumores de que se estaba ofreciendo la vacuna por trescientos cincuenta mil guaraníes, lo que ella no recuerda es que, si era para una dosis o para ambas dosis, y que era un rumor de dicho gimnasio”.

La Dra. Sosa señaló también en su declaración que, “al tener conocimiento le convocó al Dr. Luis Prats, director de dicho hospital a los efectos que corrobore si existe o no algún faltante de los frascos de vacuna, lo cual se confirmó”.

El representante del Ministerio Público refirió además que, pudo conversar vía telefónica con el Dr. Marín, quien también sería llamado a declaración indagatoria.

Cabe mencionar que, hasta el momento han declarado el Dr. Prats, director del Hospital de Calle’i, el Lic. Ovelar, jefe del Vacunatorio y la viceministra Sosa.

El o los responsables del hurto de vacunas se expone a una pena de hasta cinco años por el hecho punible de reducción, adelantó el representante del Ministerio Público.