Nuevas medidas son impopulares, pero deben acatarse, dice ministro del Interior

El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, aclaró que la puesta en vigencia de nuevas restricciones en el horario nocturno era una medida necesaria, dada la alta cifra de contagios del Covid-19, la mayoría producto de eventos clandestinos en donde no se respetaron las medidas sanitarias.

“Nuestro punto de vista siempre fue tratar de que esto se mantenga abierto dentro de lo posible, pero en un ámbito de control por parte de la fuerza pública, pero también de conciencia ciudadana, aquello no se da, entonces tenemos que acatar únicamente estas medidas sugeridas por el Ministerio de Salud”, aseveró.

El secretario de Estado anunció que se conversará con los representantes de los sectores afectados por las nuevas limitaciones horarias para solicitarles que respeten las disposiciones, aunque estas no sean agradables. “Si se tiene que intervenir, se tiene que intervenir, no hay de otra”, advirtió.

Dijo ser consciente de que los trabajadores del rubro gastronómico reivindican el derecho al trabajo, pero subrayó que por sobre esta garantía constitucional se encuentra el derecho a la vida.

En otro momento, Giuzzio admitió que las nuevas limitaciones nocturnas en la circulación de personas implicarán necesariamente que el Gobierno Nacional desembolse fondos para asistir a los rubros que sufrirán el impacto de esas normas.

Señaló que el propio ministro de Hacienda, Oscar Llamosas había adelantado que debido a la situación actual, el Estado debería prepararse para inyectar unos 100 millones de dólares para el subsidio a las empresas afectadas.

Las nuevas medidas entrarán en vigencia a partir del 27 de abril y se extenderán hasta el 10 de mayo.

IMPACTO DEL COVID-19 EN FILAS POLICIALES

Por su parte, el comisario Luis Arias, comandante de la Policía Nacional, reportó que actualmente 70 agentes se encuentran internados por complicaciones relacionadas al coronavirus. Comentó que casi 40 efectivos están intubados por presentar cuadros más graves de la enfermedad. Además informó que otros 300 funcionarios policiales reciben atención domiciliaria a causa del virus.

“Gracias a Dios el Ministerio de Salud nos está apoyando con medicamentos porque estamos al tope de todo, en cuanto a medicamentos, en cuanto a la capacidad de nuestro hospital,  también le estamos asistiendo a los familiares de estos internados”, explicó.

Arias anunció que ya se realizó un pedido a la cartera sanitaria para proveer a la institución de unas 11.000 dosis de vacunas, las cuales serán destinadas a inmunizar a trabajadores del cuadro policial que se encuentran prestando servicio en la primera línea de lucha contra el Covid-19.

Audios