Bolivia cierra su frontera con Brasil por las variantes brasileñas de COVID

A fin de intentar frenar la entrada en el país de las variantes brasileñas del coronavirus, Bolivia anunció este jueves el cierre de su frontera con Brasil durante al menos una semana desde esta medianoche, con ambos países en una delicada situación epidemiológica.

“En el marco de las medidas para proteger a la población, instruimos el cierre temporal de fronteras con Brasil, por 7 días”, informó el presidente boliviano, Luis Arce, a través de la red social Twitter.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, detalló que el cierre de la frontera con Brasil, que tiene una extensión de 3.400 kilómetros de selvas y ríos, entrará en vigor el viernes. Brasil se encuentra inmersa en una crisis ante el aumento descontrolado de contagios y muertes y, solo en la última jornada, registró aproximadamente 90.000 contagios y casi 4.000 muertes, un récord de decesos.

El gigante sudamericano es el segundo país con más contagios y decesos a causa de la enfermedad a nivel mundial y cuenta al día de hoy con un total de más de 12,74 millones de casos y una cifra de muertos que supera los 321.500.

Medios locales de varias poblaciones bolivianas fronterizas con estados brasileños reportaron un aumento de contagiados por coronavirus, aunque las autoridades sanitarias aún no confirmaron que circule una nueva variante del virus, informó la agencia de noticias AFP.

Ante temores de que puedan estar circulando estas nuevas variantes, entre ellas la llamada de Manaos, que es más transmisible, el Gobierno boliviano ordenó a inicios de esta semana agilizar las campañas de vacunación en poblados fronterizos con Brasil.