En sede militar habilitan sala para pacientes en fase final de tratamiento contra el Covid-19

El doctor Julio Borba, ministro de Salud Pública y Bienestar Social, admitió que la habilitación de salas de contingencia respiratoria en sedes militares era una medida a la que no se quería llegar, pero apuntó que la acción ayudará a descomprimir la situación de saturación que se registra en varios hospitales de referencia en la lucha contra el COVID-19.

Señaló que la puesta en operación del pabellón respiratorio en el Comando de Institutos Militares de Enseñanza del Ejército (CIMEE), servirá para alojar a los pacientes que están terminando su tratamiento contra el coronavirus. “No es una urgencia, eso hay que aclarar”, explicó.

Detalló que el lugar tendrá una capacidad para 25 camas y anunció que se prevé la habilitación de otra cantidad similar en una dependencia aledaña.

“Tenemos ya 30 médicos y 60 enfermeras contratados para el efecto, esperemos no llegar a esa situación de tener que habilitar más centros pero es la única forma que tenemos de descomprimir hoy el sistema de salud”, comentó.

Audios