Precario e indigno entierro de fallecido por COVID-19

La intendenta de Puerto Casado, Yudith Ferreira de Medina, en contacto con Radio 1000, informó sobre el entierro de una persona fallecida a consecuencia del COVID-19 en una fosa común y sin contar siquiera con un ataúd.

La jefa comunal señaló que una serie de factores adversos llevaron a que el traslado del cadáver se realice con maquinarias del municipio, sin los rituales de sepelio convencionales.

Mencionó que el hombre, cuyo deceso se confirmó en el centro de salud del distrito, no contaba con familiar conocido alguno. Además refirió que a esta situación se sumaron otros factores, como la falta de energía eléctrica en la zona y la prisa que tenía el personal del hospital para que el cuerpo sea llevado del lugar.

“Nosotros no tenemos servicio de funeraria en la zona, tenemos un solo señor que fabrica caseramente los cajones y lastimosamente en ese momento no teníamos energía eléctrica para que él pueda trabajar y cortar la madera para fabricar el cajón”, explicó.

Audios