En INCAN inician obras para nuevo búnker del Acelerador Lineal

En el Instituto Nacional del Cáncer (INCAN) empezaron oficialmente las obras preliminares para la construcción del búnker que albergará el nuevo Acelerador Lineal de Alta Energía para uso clínico del sector público.

Tras el proceso de licitación y adjudicación de obras, se dio inicio a los trabajos preliminares para la construcción del sitio, teniendo en cuenta que se instalará donde actualmente funciona la sala de recepción y espera de pacientes del Instituto. La empresa adjudicada ya se encuentra trabajando con los planos, bajo supervisión de fiscalizadores de Recursos Físicos del Ministerio de Salud Pública.

Cabe señalar que las obras contemplan una sala especialmente diseñada para la instalación del equipo Acelerador Lineal de Alta Energía, por lo que debe cumplir con estrictos requisitos para la protección contra las radiaciones que emite.

Las paredes deben ser construidas de concreto, con espesores que rondan los 2 metros, y una puerta recubierta de plomo. Además, debe contar con todas las características y cumplir con las especificaciones técnicas que el equipo requiere.

El proyecto fue aprobado por el Organismo Internacional de Energía Atómica de las Naciones Unidas y el Ministerio de Salud, quienes cubrieron el precio del equipo, mientras que el búnker será costeado por la Entidad Binacional Yacyretá.

En el Instituto Nacional del Cáncer, la Radioterapia está a cargo del departamento de Oncología Radiante, y brinda dos tipos de radioterapia para los pacientes: la radioterapia externa por acelerador lineal y la radioterapia interna o braquiterapia de alta tasa de dosis.

Cientos de pacientes tendrán la oportunidad de una mejor atención y asistencia a la enfermedad, mediante estas inversiones que se realizaron mediante un convenio entre el Ministerio de Salud y El Organismo Internacional de Energía Atómica.