Reino Unido investiga una nueva variante de coronavirus

Foto: La Voz

Al menos 16 casos de una nueva variante de coronavirus fueron identificados en el Reino Unido, anunció el Departamento de Salud de Inglaterra (PHE por sus siglas en inglés). Los expertos sospechan que la variante, que está ahora bajo investigación, se originó en el Reino Unido y contiene la mutación E484K presente en nuevas cepas que surgieron en Sudáfrica y Brasil.

En el caso de la mutación E484K, los estudios demostraron que puede obstaculizar la acción de los anticuerpos, lo que genera preocupaciones sobre un posible impacto en la eficacia de las vacunas.

Los funcionarios de salud informaron que los casos se detectaron por primera vez el 15 de febrero, pero confirmaron que todos los que dieron positivo y sus contactos están siendo aislados.

En el caso de la mutación E484K, los estudios demostraron que puede obstaculizar la acción de los anticuerpos, lo que genera preocupaciones sobre un posible impacto en la eficacia de las vacunas

El Reino Unido ahora tiene ocho variantes en su lista de vigilancia. Mientras tanto, funcionarios de salud continúan tratando de localizar a una persona que llegó a Inglaterra infectado con la nueva variante del coronavirus identificada en Brasil, pero no dejó sus datos al hacerse el test.

La cepa, bautizada P.1 y también conocida como variante de Manaos, es una de las variantes de coronavirus que genera preocupación por tornar el virus potencialmente más transmisible.

La variante de Manaos fue detectada por primera vez en Reino Unido el fin de semana pasado cuando se diagnosticaron seis casos.

Tres de ellos son residentes escoceses que viajaron de Brasil a Aberdeen a través de París y Londres, mientras que otras dos personas, que también pasaron por ese país, son integrantes de la misma familia y viven en el distrito de South Gloucestershire, Inglaterra.

El Gobierno británico pidió a los que ya se vacunaron que continúen respetando las reglas de distanciamiento social y los cuidados de higiene

El tercer caso que fue identificado también en Inglaterra es el que aún se está tratando de localizar.

Fuente: Télam.