Si cambian persona por otra en Salud, pero no la mentalidad, se seguirá en la misma, afirman

Julio Mazzoleni confirmó su renuncia al cargo de ministro de Salud mediante una comunicación con el canal estatal Paraguay TV. El médico pediatra e infectólogo Tomás Mateo Balmelli, en charla con Radio 1000, contó que si es un cambio persona por persona, todo se queda “en agua de borrajas”. Dijo que “no le pone contento ni triste”, sino lo que se acepta es un “golpe de timón” en la parte de gestión.

“Si van a poner un soldado por otro soldado, pero no se va a cambiar la actitud desde el punto de vista de administración, creo que vamos a tener la misma. Hay que ver la consigna de este cambio, si es político o para mejorar la gestión desde el punto de vista sanitario. Necesitamos la orientación de las autoridades y que no se agrave más de lo que se puede agravar”, apuntó Mazzoleni.

Consultado si aceptaría ser el sucesor de Mazzoleni, Mateo Balmelli se sinceró y afirmó que “no está capacitado para ser ministro, no es que no quiero ser”.

Por último, refirió que Mazzoleni tuvo dos años para hacer los cambios necesarios e imponerse ante la crisis para que estamentos supervisores se agilicen y se retrasen.

“En este año de crisis sanitaria no hemos visto la habilitación que acorte esos caminos, ya sea por obstáculos administrativos, hay licitaciones que tenían que ser abiertas en el mes de abril, y fueron rechazadas. Obviamente la crisis te habilitan para buscar caminos acortados y no pasen lo que están pasando. Hubo grandes errores en la gestión. Si van a cambiar una figura por otra, pero si no van a cambiar la mentalidad, seguiremos en la misma”, sentenció.

Audios