Año excepcional para la construcción

Foto: Cavialpa

El ingeniero Paul Sarubbi (hijo), presidente de la Cámara Vial Paraguaya (CAVIALPA), en contacto con Radio 1000, describió el 2020 como un año excepcional para el rubro de las obras públicas.

El dirigente gremial consideró que el Gobierno Nacional tomó una decisión atinada al no haber parado los emprendimientos de infraestructura vial, pese al confinamiento decretado con motivo de la irrupción de la pandemia del COVID-19 al país.

Sarubbi destacó que dicha determinación permitió que la economía nacional se siga moviendo con millonarias inversiones en obras para el mejoramiento de rutas y caminos, lo que a su vez significó que miles de paraguayos cuenten con empleo.

Por otro lado, sostuvo que la sequía trajo en alguna medida beneficios para el sector de la construcción, ya que los trabajos no fueron interrumpidos por lluvias.

Además, señaló que en la actualidad son más de 100 empresas las que trabajaron en obras públicas en este periodo y muchas de ellas tuvieron que hacer inversiones interesantes en equipos y capacitación.

“El país necesita que el próximo año se realicen obras públicas para reactivar la economía, si bien hay aspectos que no podemos controlar, como el clima, el Estado deberá garantizar un volumen de proyectos similar al de este año”, enfatizó.

Entretanto, Sarubbi aclaró que los 100.000 trabajadores que hoy dependen del rubro de la construcción no es la totalidad de la gente que vive de la ejecución de obras.

El titular de la CAVIALPA estimó que toda la cadena de producción abarca a otras 80.000 que se benefician de manera indirecta.

Audios