Sector lácteo busca aumentar consumo interno

El sector lácteo paraguayo ha demostrado este año que, pese a la pandemia de COVID-19, se puede seguir trabajando al 100 %. Es una de las pocas industrias que no ha tenido cierre de plantas ni de salones comerciales, como tampoco problemas de desabastecimiento en ningún punto del país.

El reto en el 2021 es superar los 130 litros per cápita de consumo de leche de la población paraguaya, medida que todavía está por debajo de los 180 litros recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para cada persona.

A inicios del 2020, la Cámara Paraguaya de Industrias Lácteas (Capainlac) anunciaba un año de alta producción, que llegaría a un volumen récord de 1000 millones de litros de leche.

La pandemia de COVID-19, sin embargo, puso en jaque los mercados y el consumo en casi todo el mundo: en el Paraguay “el sector lácteo salió fortalecido”, aseguró Lourdes Torres, gerente de la Capainlac.