Empleada infiel, a juicio oral por multimillonario hurto

Foto: Diario ABC Color

Flora Giménez Cáceres, ex ama de llaves del director de Museo de Arte Sacro, Nicolás Latourrette Bo, afrontará un juicio oral y público por hurto agravado de joyas valuadas en más de G. 6 mil millones, según confirmó el abogado Santiago Rodas, parte de la querella en la causa.

La resolución fue adoptada por la jueza penal de garantías, Clara Ruiz Díaz, tras admitir la acusación presentada por la fiscala Esmilda Álvarez y los abogados de la querella.

Rodas comentó que en la audiencia preliminar el abogado defensor Miguel Said, había planteado el sobreseimiento definitivo y el cambio de calificación a hurto simple, pero ninguno de estos pedidos tuvo respuesta favorable.

Un prendedor del siglo XIX con un diamante principal de 15 quilates y otros medianos y pequeños de la mina Golconda de la India (valuado en US$ 700.000), un anillo de oro blanco con brillantes y un prendedor cruz de malta de diamantes, una pulsera pesada de oro malla ancha, un colgante con cadenilla de oro y 26 perlas, con iniciales sobre fondo turquesa y dos anillos de filigrana, conforman parte del botín hurtado el 7 de diciembre del año pasado.

El profesional del derecho mencionó que existen muchos elementos que comprometen a Giménez Cáceres y en ese sentido habló de un allanamiento en la casa de la acusada, ubicada en la zona de la Terminal de Ómnibus, en donde los intervinientes hallaron algunos de los objetos denunciados, entre ellos una de las joyas “carneada” (sin la parte de oro).

Reveló que otra de las pruebas ofrecidas por la Fiscalía es el peritaje realizado al celular de la acusada, en el que se hallaron fotos de objetos de valor de la residencia, del plano de la casa, del interior y de terrenos adyacentes.

El abogado querellante apuntó que el sobrino de Giménez Cáceres, una persona con antecedentes por estafa, también habría estado involucrado en el ilícito. Resaltó que el hombre fue a trabajar a la residencia de Latourrette Bo como “pulidor de platería”, antes de que las joyas desaparezcan. No obstante resaltó que llamativamente el sujeto no fue incluido en el proceso.

Finalmente reprochó el hecho de que la exempleada de Latourrette Bo fuera beneficiada con la libertad ambulatoria, a pesar de la gravedad de los hechos que se le atribuyen.

“A nuestro criterio ella (Flora Giménez) tendría que estar detenida, en la cárcel, estamos hablando de un crimen”, enfatizó.

Audios