COVID-19: España apunta a un estado de alarma hasta mayo de 2021

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció la declaración del estado de alarma para contener la pandemia del coronavirus desde este mismo domingo hasta el 9 de mayo, lo que le llevará a pedir “un abrumador respaldo” del Congreso la semana que viene. Junto a la máxima coordinación autonómica, Sánchez quiere máximo apoyo político.

“Cuanto antes” quiere el presidente poner en marcha las medidas que contiene la herramienta constitucional del estado de alarma, tal y como ha dicho en rueda de prensa posterior al Consejo de ministros extraordinario. “La pandemia está siendo grave”, según sus palabras.

El nuevo estado de alarma será diferente al primero aprobado en marzo. Para empezar no habrá confinamiento domiciliario, pero sí una restricción amplia de la circulación entre las 23:00 y las 6:00 horas, salvo por la causas especificadas en la norma (comprar medicamentos, ir al trabajo, regresar al domicilio, cuidar a mayores o menores), aunque las comunidades podrán moverse una hora antes o una hora después de ambas franjas. Canarias queda excluida por sus buenos datos epidemiológicos.

Tal y como ha remarcado Sánchez, los presidentes autonómicos serán las autoridades competentes mientras dure el estado de alarma, y además el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que reúne a Ministerio de Sanidad y a las consejerías territoriales, se encargarán de ir modulando las medidas según la evolución de la pandemia.

Estos seis meses representan el plazo idóneo dado por los expertos sanitarios, así que para Sánchez este plazo permitirá crear un marco estable en los ámbitos político, económico, social y jurídico, a pesar de la pandemia. (EFE)