Mario Abdo insiste que se debe construir institucionalidad de cada poder del Estado

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, no quiso opinar sobre la sanción de la Cámara de Diputados a la legisladora Celeste Amarilla, por afirmar que varios legisladores compraron sus bancas con dinero sucio.

“Lo que ocurre en la Cámara de Diputados, como siempre, yo sé que muchos me critican, yo respeto absolutamente la independencia de los poderes y no quiero opinar sobre eso”, expresó Abdo Benítez al programa La Lupa. Apuntó que se debe construir la institucionalidad de cada poder del Estado y que, así como la gente critica la intromisión, en otros momentos pide la intromisión del Ejecutivo.

“Mucho criticamos la visión autoritaria. Sin embargo, muchas veces queremos que el presidente tenga influencia en todos los poderes del Estado”, mencionó.

Agregó que “es necesario que dependamos cada vez menos del presidente y dependamos más del fortalecimiento de las instituciones, y que las mismas funcionen, obren de manera independiente y se hagan responsables cada uno de sus actos”.