Saturación del sistema obligó a primer traslado de un paciente con COVID-19 al sector privado

El doctor Julio Borba, viceministro de Atención Integral a la Salud y Bienestar Social, en contacto con Radio 1000, informó que el fin de semana se produjo el primer traslado de un paciente con COVID-19 a un sanatorio privado, en el marco del convenio suscrito mediante el cual dicho sector pone a disposición del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social unas 100 camas de terapia intensiva.

Aclaró que otra persona que había sido enviada a un hospital privado fue reevaluada y tras comprobarse que no requería de cuidados intensivos, fue trasladada nuevamente a una sala de internación en el sector público.

El subsecretario de Estado admitió que entre el sábado y el domingo las salas de Unidad de Terapia Intensiva disponibles en los hospitales públicos de referencia estuvieron a tope, situación que obligó a realizar el primer traslado desde un centro de salud público a uno privado.

“En realidad lo ideal sería completar la estadía (en el sector privado), pero depende del estado y de la disponibilidad de camas que tengamos en ese momento dentro del sistema, si está relativamente estable el paciente y si tenemos disponibilidad en el sector público, lo trasladamos nuevamente”, puntualizó.

Borba subrayó que la cartera sanitaria cuenta con un equipo de fiscalizadores que verifican diariamente la evolución de los pacientes internados en las unidades de cuidados intensivos tanto del sector público como del privado.

En otro momento, el viceministro Julio Borba reportó que se sigue registrando un aumento sostenido de casos positivos del nuevo coronavirus. Comentó que el crecimiento también se refleja en la cantidad de hospitalizaciones en salas de internación y en terapia intensiva.

Detalló que actualmente son 585 las personas internadas en salas comunes y 136 las ingresadas a unidades de cuidados intensivos. Agregó que de los 585 hospitalizados, 414 son personas mayores de 50 años y 316 mayores de 60 años.

Audios