Imputan a uno de los líderes de esquema internacional de lavado de dinero

Los agentes fiscales Deny Yoon Pak, Ysaac y Eduardo Royg, imputaron a Julio César Duarte Servián por asociación criminal y lavado de activos, como resultado del Operativo Status, en un total de 10 allanamientos realizados en Amambay.

Los antecedentes refieren que en Brasil se había creado una organización criminal dedicada al tráfico internacional de sustancias ilícitas, la que desde el año 2014 hasta la fecha hizo circular 19 cargamentos de cocaína, un total de aproximadamente 3 toneladas de dicha sustancia.

La estructura criminal estaba integrada, entre otros, por Emigdio Morínigo Ximenes, supuesto líder de la organización, y sus hijos Jefferson García Morínigo, Kleber García Morínigo, quienes coordinaban las actividades ilícitas con su padre y Robson Lourival Alcaraz Ajala, quien actuaba como contador y tenía a su cargo la logística financiera del grupo.

Las personas mencionadas se habían trasladado a nuestro país, específicamente a la ciudad de Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay, a fin de radicarse en la zona, desde el 2013 aproximadamente, con el objeto de constituir empresas con apariencias lícitas mediante el dinero producto de las actividades ilícitas desplegadas por la organización, a través de testaferros, quienes son personas del entorno familiar de los miembros de la organización y/o personas de su confianza.

A tal efecto, a través de las empresas identificadas como Alfacom S.A (playa de autos), Stylus Pet Shop (veterinaria) Grupo Factor S.A (empresa inmobiliaria), el mencionado grupo criminal, mediante Alcaraz Ajala, concretaban sus movimientos financieros de carácter irregular.

Este actuaba como contador de la organización criminal y recibía de ésta, el listado de pagos que debían distribuirse, los cuales eran concretados a través de envíos de dinero, utilizando personas que cruzaban la frontera desde Paraguay a Brasil, para despositarlos en agencias o correspondencias bancarias ubicadas en el vecino país, previa confirmación de que en las mencionadas entidades financieras ubicadas en Brasil, los integrantes de la organización criminal del citado país depositaban dinero.

Asimismo, el citado se encargaba de realizar contactos con entidades financieras para realizar operaciones de pagos de la logística necesaria para el grupo, los cuales en su mayoría se realizaban a través de la entidad financiera denominada Zafra Cambios S.A., en coordinación con Julio César Duarte Servián (accionista de la firma con un porcentaje de participación del 12,63 %), quien autorizaba las transacciones.

Fuente: Ministerio Público