INERAM está con su capacidad a tope y plantean dar de alta a pacientes con mejoría

Foto: Trece

El doctor José Fusillo, presidente de la Sociedad Paraguaya de Neumología y coordinador del área de contingencia del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (INERAM), en contacto con Radio 1000, reportó que prácticamente todos los pabellones del centro asistencial de referencia para casos de COVID-19, se encuentran a tope.

Dijo que aún se cuenta con algunas camas disponibles y mencionó que actualmente se viene aplicando de tratar en lo posible de desocupar camas enviando a sus casas a aquellos pacientes que experimentan mejorías.

“Es un trabajo muy difícil, cuesta mucho, somos pocos médicos, tenemos que estar revisando más de 60 a 70 pacientes por día”, expuso. Fusillo mencionó asimismo que otras áreas como la de urgencias, se encuentran totalmente sobrepasados.

Fallecimiento de médico a causa del COVID-19

En otro momento, el doctor José Fusillo lamentó el fallecimiento de su colega, el neurocirujano Carlos María Domínguez Sánchez, víctima del COVID-19 en Alto Paraná.

Expresó que este tipo de pérdida baja la moral de los trabajadores de blanco, que ya de por sí se encuentran sobrecargados por la pandemia.

“Estamos también temerosos, que no crea la gente que nosotros no tenemos temor de la enfermedad, es aquí en los hospitales donde la transmisión puede ser más alta (…) nosotros cruzamos todos los días el semáforo rojo, ya estamos en un territorio donde nadie quiere estar”, sentenció.

Fusillo advirtió además que debido al incremento de los contagios, llegará un momento en el que los médicos tendrán sobre sus espaldas la gran carga de decidir qué pacientes ingresarán y quiénes quedarán fuera de los servicios de salud, teniendo en cuenta la saturación del sistema.

Niño fallecido en sanatorio privado

Por otro lado, el profesional neumólogo aclaró que los casos de síndrome mutisistémico inflamatorio pediátrico asociados al COVID-19 son poco frecuentes en nuestro país. Hizo referencia puntual al niño de 11 años que falleció en un hospital privado a consecuencia de dicha complicación. Puntualizó que tal afección puede ser curada si es tratada a tiempo.

“Es muy raro, no es algo frecuente, eso hay que decirlo, desafortunadamente ocurrió esto pero no es lo usual que ocurra esto, pero está descrita esta patología en todo el mundo y eventualmente con un desenlace fatal”, indicó.

Audios