Jubilados piden basta de corrupción e impunidad: caso de directivos procesados está cajoneado hace 2 años

En el marco de los 69 años de creación de la Caja de Jubilados Bancarios, jubilados y pensionados organizaron una gran caravana, solicitando celeridad a la justicia, debido a que los miembros del consejo de administración en pleno se encuentran imputados por “lesión de confianza”, establecido en el Art. 42 de la Ley 1626. La comitiva partió desde el muelle deportivo de la Costanera de Asunción y llegó frente a la sede la Caja Bancaria.

El licenciado Abel Florentín, presidente del gremio de Afiliados Bancarios Organizados, en entrevista con Radio 1000, dijo que la movilización tuvo como principal objetivo instar a las autoridades a que tomen intervención en la entidad, a fin de evitar que esta vuelva a sufrir una crisis financiera.

“Hacemos coincidir esta caravana con el 69 aniversario de nuestra entidad de amparo social, que nosotros dependemos exclusivamente del funcionamiento y del éxito administrativo de esto”, expresó.

Recordó que el sumario administrativo impulsado por el Banco Central del Paraguay (BCP) ya había comprobado las irregularidades existentes en la Caja Bancaria, calificando incluso como “falta administrativa grave” la gestión de los actuales responsables.

Además, Florentín subrayó que esperan que el Ejecutivo también tome acciones en base al informe emitido por el BCP.

Por otro lado, el licenciado Florentín denunció que las autoridades incurrieron en otra anomalía al recortar aportes de los jubilados sin hacerlos figurar en los registros contables, equivalente a 30.000 millones de guaraníes, durante el año 2018.

“Esto lo descubrió la Contraloría General de la República, entonces fueron informaciones proveídas por la propia Caja a la Contraloría, y la Contraloría no hizo otra cosa que comparar lo que ellos publicaron con lo que ellos le facilitaron y hay una diferencia de 30.000 millones de guaraníes”, comentó.

Audios