El arte cruzando barrotes de una celda

Foto: Ministerio de Justicia

Mediante la pintura que aprendió intramuro, Isaías (31) trasciende hoy con más de un centenar de obras vendidas desde su lugar de reclusión, el Penal de Villarrica. Esquivó la adicción a las drogas; afirmando que al recuperar la libertad será un hombre de bien y útil a la sociedad.

Desde el Ministerio de Justicia destacan que lo llamativo de este caso es que Isaías nunca había pintado. Venía de trabajar como guardia de seguridad después de que concluyó la secundaria en el seno de una familia humilde de un asentamiento en la zona de Salado, Limpio, donde convivió con sus 3 hermanos y se entremezcló con personas que lo indujeron a las drogas, desencadenantes de un suceso que lo puso tras rejas.

Pero el encierro le aguardaba con una sorpresa, cuando en unos exámenes sicológicos practicados notaron que dibujaba y pintaba talentosamente. En julio de 2018, con un proyecto de reinserción social de la cartera de Estado, que ofrecía un curso de pintura con el maestro José Alfredo “Cacho” Resquín, profesionalizó su arte y no paró de pintar, gracias también al impulso brindado por Zulma Ibáñez, personal de Enlace del penal.

Lienzos al acrílico u óleo, abstractos o realistas, retratando emblemas turísticos de Paraguay, naturaleza, religiosidad o la preferencia del cliente, hacen su día a día. Los tamaños oscilan con los precios que van de entre 150.000 a 500.000 guaraníes. Otros dos compañeros del joven están aprendiendo sus técnicas.

“Me apasiona esto. Estoy aquí desde las 8.00 hasta las 12.00 de la noche o más, desde hace dos años, (…) No hay motivos suficientes para rendirse ante la adversidad. Todo tiene solución. Alguna vez tendré que salir de este lugar y volver a ser una persona de bien”, expresó Isaías, quien, por ahora, ocupa la tarde en una cantina que habilitó para vender gaseosas y helados.

“Veo que aquí en el penal están muchos jóvenes perdiendo el tiempo por culpa de las drogas. Yo abandoné eso y puse a Dios en primer lugar. Quisiera que me escuchen porque lo viví, pero siento no ser un profesional en ello y siento que no todos están listos para escuchar mi consejo”, finalizó

Los cuadros de Isaías pueden encontrarse en la web de Latente, ingresando al enlace o contactando al +595984348944.