“No pedimos subsidio, al contrario plata hemos dado siempre”, sostiene empresario gastronómico

Foto: Facebook

Juan Grassi, presidente de la Asociación de Gastronómicos y Afines del Paraguay, en contacto con Radio 1000, lamentó que la Cámara de Diputados, con mayoría colorada, haya postergado por segunda vez el estudio del proyecto de Ley de Emergencia que busca ayudar a miles de empresas de los rubros gastronómicos, hoteleros y de eventos de todo el país.

Explicó que con la normativa se buscaba reducir los impuestos del IVA del 10% al 5%, también la exoneración parcial de las tarifas de ANDE y Essap, así como reducir el aporte obrero-patronal del IPS.

Grassi sostuvo que muchas empresas seguirán cerrando y miles perderán sus empleos “por culpa de una clase política plagada de improvisados e ineptos que solo saben dar respuestas rápidas a cuestiones personales”. Subrayó que han pasado cinco meses desde que empezaron las restricciones; sin embargo los legisladores siguen argumentando “falta de tiempo” para estudiar el proyecto que podría oxigenar al sector.

Añadió que en Paraguay llevar adelante un emprendimiento formal y dar trabajo digno a miles de compatriotas es una tortura, ya que durante una difícil situación como la que nos toca atravesar ahora con la COVID-19, según alegó, no existe apoyo por parte del Gobierno.

Audios