Herederos reclaman pago al Indert por expropiación aprobada hace 25 años

Una familia reclama hace más de 25 años el pago por una expropiación de sus tierras, un total de 1500 hectáreas, que fueron adquiridas del derecho privado, en Capitán Bado, Amambay.

El abogado José Ávalos, en representación de los herederos de un extinto ciudadano brasileño, explicó que la expropiación fue aprobada en 1995.

En el 2014 se estableció el precio de la finca de 1500 hectáreas y la forma de pago fue por valor de G. 22.500 millones. Una serie de maniobras y manejos oscuros rodean el caso, denunció el profesional del derecho.

Luego de muchas peripecias, avanzaron este año y lograron acordar el pago del 10% del valor. Es decir, que recibirían un primer pago de G. 2.319 millones, atendiendo las serie de circunstancias que vive el país. La propiedad está inscripta a nombre de los herederos y no tuvo problemas de denuncias de origen fraudulento, explicó el abogado.

“El dinero ya está, pero no existe una explicación lógica el por qué no le entregan a esta familia el dinero que le corresponde”, expresó.

“Es puro cuento que quieren legalizar la situación de los campesinos, que se le quiere dar los títulos a los ocupantes, no. Primero es desplumar y luego dar el vuelto”, sentenció.

Audios