COVID: Italia y Alemania encienden alarmas al detectar nuevos focos de contagios

La pandemia de coronavirus, que ya superó los 10 millones de contagiados en todo el mundo, parece no dar tregua. Países europeos, como Alemania e Italia, que habían comenzado la desescalada tras meses de confinamiento, volvieron a encender las alarmas al detectar nuevos focos de contagios.

“La batalla no está ganada”, reconoció el ministro de Salud de Italia, Roberto Speranza, luego de anunciar dos peligrosos brotes en las ciudades de en Mondragone y Bolonia. Por su parte, la canciller de Alemania, Angela Merkel, advirtió que “la pandemia está lejos de terminar” tras conocerse una nueva ola de contagios en los distritos del oeste del país, Gütersloh y Warendorf.

En Italia, que fue uno de los países más castigados de Europa por la pandemia de COVID-19, la disminución de los contagios y los decesos difundió la certidumbre en muchos de que lo peor había quedado atrás, pero esta semana en Mondragone, una ciudad a 60 kilómetros de Nápoles, y en Bolonia, una de las más importantes ciudades italianas, se detectaron nuevos casos, que renovaron los temores y los llamados a la alerta y la prudencia.

Por su parte, en Alemania se está aplicando el “freno de emergencia” en los distritos de Gütersloh y de Warendorf, en la región oeste del país, debido al brote que tuvo lugar en un matadero de cerdos llamado Tönnies, el más grande de Alemania. Allí más de 1550 trabajadores resultaron contagiados, y fueron aislados.