Los policías ‘dispararon a matar’, según papá del niño baleado

Ricardo Riquelme, papá del niño de seis años que sufrió heridas por disparos realizados por parte de efectivos de la Policía durante una persecución, relató que en la noche del sábado iba a bordo de su vehículo con su esposa y sus dos hijos, una beba de 3 meses y un niño de 6. Contó que cuando volvían del Hospital luego de una consulta médica, quiso evitar un puesto de control en la zona de Yvera, San Lorenzo, momento en que inició una persecución.

“Para evitar el control y que quieran coimear, yo retorno y veo luego de un rato un vehículo que me hizo juego de luces y me impacta en la parte de atrás. Yo empecé a correr porque empezaron a disparar. Solo buscaba un lugar donde había gente para que vean lo que pasaba. No sabía qué clase de Policía era. Por el susto no me quedé, no es que atropellé la barrera como dice la gente. A matar me jugaron”, dijo el señor Riquelme.

Juan Amarilla y Derlis Sanabria son los oficiales policiales identificados por Ricardo, papá del niño que recibió un balazo. Su auto recibió 6 impactos y el menor está delicado en el Hospital del Trauma.

Agregó que “no hubo intercambio de balas. Sólo los policías dispararon”.

Durante la persecución, el niño recibió la bala en el muslo. Su papá no quiso cruzar la barrera de control policial y desvió. Minutos después, lo persiguieron.