Fronteras brasileñas se cierran a extranjeros durante 30 días

El gobierno federal de Brasil emitió un decreto en el que extendió la restricción de los extranjeros que quieran ingresan al país por otros 30 días, por aire, tierra y agua. La restricción no se aplica al tráfico comercial, que permanece en funcionamiento.

La restricción, publicada en el Boletín Oficial y firmada por los ministerios de la Casa Civil, Justicia, Infraestructura y Salud, extiende la decisión adoptada el 27 de marzo y renovada el 28 de abril.

La decisión tiene algunas excepciones, y llega en un momento en que Brasil se ha convertido en el epicentro mundial de la pandemia de coronavirus.

La falta de control de la enfermedad en el país, al mismo tiempo que vecinos como Argentina, Uruguay y Paraguay obtienen resultados positivos de sus cuarentenas, ha despertado preocupación en otros países, que mantienen limitado el flujo de migrantes brasileños y han fortalecido la vigilancia en sus fronteras.

La restricción no se aplica a los brasileños, nacidos o naturalizados, inmigrante con residencia permanente en territorio brasileño; profesionales extranjeros en una misión al servicio de una organización internacional, entre otros.