‘Por no estar mal con la OPS van a descuidar la salud de los intensivistas acá en Paraguay’ – Dr. José Ortellado

El doctor José Ortellado, médico intensivista y miembro de la Sociedad de Medicina Crítica, en contacto con Radio 1000, confirmó que fue destituido del cargo de director del Programa de Prevención Cardiovascular, por exigir mayores garantías de protección para los profesionales de la salud que trabajan en la primera línea en cuanto al contacto con el paciente.

Indicó que su colega, el doctor Shuji Okinaka también fue removido de su puesto de jefe de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Nacional de Itauguá, por hacer el mismo reclamo.

Ortellado reveló que todo se dio tras un par de reuniones mantenidas con representantes del Ministerio de Salud y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en las que no se pudo llegar a un acuerdo sobre las garantías de seguridad para los terapistas.

Especificó que las autoridades de la OPS ofrecían solo una bata que cubre a los profesionales desde los pies hasta el cuello, descuidando la parte del rostro, principal vía de contagio del coronavirus (COVID-19).

Refirió que en contrapartida, los intensivistas exigían un mameluco que brinda protección a los médicos desde los pies hasta la cabeza. Mencionó que estos trajes son utilizados en la mayoría de los países en el marco de la declaración de pandemia mundial.

“Por no estar mal con la OPS van a descuidar la salud de los intensivistas acá en Paraguay”, sentenció.

En otro momento, el doctor José Ortellado arremetió contra el director general de Redes y Servicios del Ministerio del Ministerio de Salud Pública, Juan Carlos Portillo, quien lo cuestionó por “ir en contra de la línea institucional casi afectando el relacionamiento de la cartera sanitaria con la Organización Mundial de la Salud (OMS)”.

“Si él va a vestirse así (con la bata), que se vaya a la primera línea con nosotros y que le intube a los pacientes de esa forma, no hay ningún problema, le invito al doctor Portillo que se vaya a hacer el trabajo, porque muy fácil es hablar detrás del escritorio”, aseveró.

Fue más allá y acusó a las autoridades de Salud de comprometer la vida de los profesionales de primer línea solo por no querer gastar un poco más de dinero para la adquisición de trajes que ofrezcan garantías de bioseguridad.

Audios