Violento Día de San Valentín en Chile

Como cada viernes desde hace cuatro meses, cientos de personas se reunieron en la Plaza Italia de Santiago de Chile para protestar contra las políticas del Gobierno de Sebastián Piñera.

Durante la jornada de manifestaciones en el Día de San Valentín, se registraron algunos incendios en las calles aledañas a la Plaza Italia, el epicentro de las manifestaciones que comenzaron en octubre del año pasado.

Cerca de las 19:30 horas (local), cientos de personas arribaron a la Plaza Italia —renombrada como la “Plaza de la Dignidad”, a raíz de las protestas— para pedir la renuncia del director de Carabineros, Mario Rozas, señalado por las constantes violaciones a los derechos humanos durante la represión contra manifestantes.

Durante el llamado a protestar bajo el lema “Un San Valentín sin Rozas”, los elementos de Carabineros usaron chorros de agua a presión y lanzaron bombas de gas lacrimógeno para dispersar a los descontentos, según reportaron medios locales.

En la jornada de protestas de ayer se registraron al menos dos incendios. Entre la calle Almirante Simpson y la avenida Vicuña Mackenna, hubo enfrentamientos entre manifestantes encapuchados y policías.

Además, un vehículo fue incendiado, lo que generó una gran nube de humo. Elementos de Bomberos y voluntarios se movilizaron al lugar para intentar apagar el fuego.

Horas después, se registró el incendio de una vivienda, que es usada por estudiantes, en Vicuña Mackenna y Carabineros de Chile, muy cerca de la Plaza Italia. Al lugar acudieron diez compañías del Cuerpo de Bomberos de Santiago (CBS) para apagar el fuego, según reportó el sitio Cooperativa.

Un voluntario resultó lesionado durante los trabajos de extinción del incendio, según reportó el citado medio.

El último reporte del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) documentó que desde la noche del 17 de octubre hasta el 31 de enero se produjeron 3.746 lesionados durante las manifestaciones en Chile. Entre ellos, 2.114 fueron por disparos —51 de bala— y 268 por el uso de lacrimógenas. Asimismo, el organismo registró 427 casos de daños oculares, de los cuales hubo 29 situaciones de pérdida total de algún ojo.

Por su parte, la Fiscalía del país sudamericano investiga 31 muertes producidas desde el inicio del estallido social, seis de ellas atribuibles a las fuerzas de seguridad.

Fuente: RT en Español