Gobierno busca criminalizar labor de activistas de derechos humanos, aseguran

El secretario Ejecutivo de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY), Oscar Ayala, en contacto con Radio 1000, salió al paso de las afirmaciones que lo sindican como uno de los instigadores de la movilización de indígenas que la semana pasada produjo un cierre de ruta a la altura del Puente Remanso.

Aseguró que el gobierno, para tapar la situación de crisis que viene enfrentando, no tuvo mejor idea que inventar un nuevo enemigo y apuntar hacia su persona.

“Hoy por las funciones que tengo en la CODEHUPY estoy incluso un tanto alejado del trabajo cotidiano junto a las comunidades indígenas, y en este evento en particular de la toma y el cierre del Puente Remanso, no tuve nada que ver en lo personal ni tampoco la institución de la cual formo parte”, manifestó.

Ayala remarcó que este contexto no hace otra cosa que confirmar que el actual gobierno es incapaz de aceptar cualquier tipo de críticas y de reconocer los errores que tiene.

Además subrayó que la administración estatal refleja una brutalidad de ubicar siempre a los nativos como sujetos de manipulación, incapaces de organizar por sí solos sus propias protestas.

El representante de la CODEHUPY catalogó como algo grave que el Instituto Nacional del Indígena (INDI) utilizará una de sus cuentas oficiales en redes sociales para publicar una fotografía en la que se lo ve junto al prófugo de la justicia, Juan Arrom.

Dijo que esa imagen data de hace 20 años y reprochó el hecho de que una secretaría estatal haya intentado desacreditarlo asociándolo con cuestiones irregulares.

“Evidentemente la intención de todo eso es querer asociarme o presentarme de una manera análoga a la que presentan a esta persona  que es requerida por la justicia en causas penales”, sentenció.

Ayala apuntó que esta acción es bastante penosa, teniendo en cuenta que el Estado, en vez de defender la labor de los activistas de derechos humanos, termina estigmatizándolos.

No obstante, Oscar Ayala dijo que no puede negar su amistad con el exmiembro del Partida Patria Libre. Recordó que en el 2003 le cupo colaborar con Arrom en carácter de apoderado de la nucleación, en el marco de las elecciones de ese año.

Aclaró que de momento no se está planteando la presentación de acciones legales a raíz de las publicaciones realizadas en su contra. Dijo que de momento se están documentando todos estos ataques en un dossier para posteriormente comunicar el cuadro de situación a las relatorías de Naciones Unidas y del Sistema Interamericano de Protección de Derechos Humanos.

“Entendemos que aquí básicamente lo que se pretende con estos ataques es desacreditarme como una voz que activa en el ámbito de los derechos humanos”, aseveró.

Audios