Falta de empatía y mano de obra barata: los factores de la tragedia de Renato

El doctor Lilio Irala (foto), vocero del Sindicato Nacional de Médicos (SINAMED), en contacto con Radio 1000, consideró que en el caso del fallecimiento del niño Renato en el área de Urgencias del Sanatorio Migone, existen culpas compartidas.

El profesional de la salud dijo que a la aparente falta de empatía de sus colegas que estaban a cargo del menor se suma la responsabilidad institucional del centro asistencial, que recurrió a médicos no preparados para atender este tipo de situaciones delicadas.

Apuntó que es una práctica frecuente que hospitales privados prefieran la mano de obra barata con el fin de ahorrar recursos. Irala criticó asimismo al médico de cabecera del niño, el doctor Antonio Arbo, por brindar recomendaciones solo vía telefónica. A su criterio, el especialista tenía la obligación de estar presente para atender a su paciente.

Crítica contra universidades de garaje

El doctor Lilio Irala aseguró que le produce repugnancia la forma en la que algunas universidades de garaje regularizan a licenciados y a técnicos, en materias que nunca estudiaron para acceder a un título de médico.

“Me produce mucha tristeza y me produce una especie de impotencia cuando yo soy conciente de todo lo que tuve que pasar, 6 a 7 años para me entreguen mi título de médico en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción, y ver gente que nunca hizo un sacrificio mínimo para tener un título de médico”, sentenció.

A criterio de Lilio Irala, el funcionamiento de las universidades de garaje es posible gracias a la protección que otorgan “políticos nefastos, puercos y corruptos”.

Audios