Sectores público y privado abordan fortalecer instituciones para una gestión pública más eficiente

Como parte de la celebración de los 60 años de existencia del Banco Interamericano de Desarrollo, representantes de destacados entes estatales y líderes del sector privado abordaron la necesidad de contar con instituciones sólidas para una gestión pública eficiente. El panel fue realizado en el Instituto del Banco Central del Paraguay arrancó con un mensaje de bienvenida en vídeo del Presidente del organismo multilateral, Luis Alberto Moreno.

Florencia Attademo-Hirt, Representante del Grupo BID en Paraguay, brindó las palabras de apertura, enfatizando su agradecimiento al país por recibirle con los brazos abiertos. “A todos los poderes del Estado, a la sociedad civil y al sector privado, muchas gracias por acompañarnos con consejos, puntos de vista y críticas, que siempre son bienvenidas”, expresó.

En su intervención, el Ministro de Hacienda, Benigno López, vaticinó un tiempo futuro en el que se deberán redoblar los esfuerzos para encontrar el salto de calidad en la educación, en la salud pública, en la eficiencia del gasto público y en el sector de pensiones.

En la construcción y afianzamiento de la institucionalidad, se refirió a que es importante contar con una visión y el compromiso de gente capacitada. “Así se podrá transitar en las reformas estructurales necesarias para capitalizar y tener un país más predecible, inclusivo y equitativo”, sostuvo.

La institucionalidad construida en su cartera está sustentada, según dijo, en instrumentos financieros que ayudan a cerrar operaciones, como la Ruta Bioceánica y la primera Alianza Público-Privada del Paraguay, las Rutas 2 y 7, que fue apoyada por BID Invest, brazo para el sector privado del Grupo BID, con un financiamiento de USD 200 millones.

Por su parte, el Presidente del Banco Central del Paraguay, José Cantero, se refirió a que la banca matriz construye rutas intangibles, puentes que llevan a la estabilidad del sistema financiero, bajo un concepto abstracto. “Operamos en un mundo que no se ve, formado por expectativas, que son los ladrillos con los que construimos institucionalidad”, destacó Cantero, al tiempo de mencionar que no puede haber construcción de expectativas si no se apunta a la credibilidad.

La Agencia Financiera de Desarrollo también estuvo presente en el panel mediante su titular, José Maciel, quien definió que uno de los elementos clave para la credibilidad del ente fue el diseño de productos financieros adecuados a las necesidades de cada sector, enfatizando que últimamente hay más préstamos con plazos de financiación mayores a tres años.

El sector privado estuvo representado por el Gerente General de Fecoprod, Blas Cristaldo, y por el principal responsable de la Fundación Desarrollo en Democracia, Alberto Acosta Garbarino. El primero hizo hincapié en los pilares del sector cooperativo, representado por la entidad que lidera: un brazo financiero apropiado, innovación y conocimiento, insumos críticos para el agro, disciplina y cultura interna.

Por su lado, Acosta Garbarino volcó referencias en cuanto a la institucionalidad del ente a su cargo, indicando que la credibilidad se da con el conocimiento técnico y con la ética, y que el sector privado es el motor del desarrollo, pero con un Estado que cumpla su rol y regule algunos procesos.

60 años mejorando vidas

En su mensaje oficial, Luis Alberto Moreno recalcó que, en sus60 años de operaciones, el BID desembolsó más de USD 250 mil millones para proyectos que beneficiaron a decenas de millones de personas a lo largo de 26 países en América Latina y el Caribe. “En ese tiempo, la región ha experimentado profundos cambios y nuestro trabajo también se ha transformado”, resaltó.

“Hoy, desarrollo significa no sólo construir infraestructura clave o modernizar los servicios públicos, sino también aprovechar la investigación, forjar asociaciones privadas e incubar la innovación para estimular el crecimiento”.