Hay que pensar en respuestas más inmediatas a los siniestros

El gobernador de Boquerón, Darío Medina, en contacto con Radio 1000, confirmó que se tienen cuantificadas unas 180.000 hectáreas como las afectadas por los incendios forestales que se registraron en el departamento de Alto Paraguay.

Aclaró que en su jurisdicción los siniestros no tuvieron un mayor impacto aunque señaló que sí sufrieron el embate de una prolongada que fue paliada por las lluvias que cayeron la semana pasada.

Estimó que la recuperación de la región afectada por las llamas será a largo plazo, acotando que es la primera vez que se produce un incidente de tal magnitud.

El jefe departamental consideró que lo sucedido debe ser una señal de alerta para que las autoridades tomen conciencia de que es necesario propiciar los mecanismos para una reacción más rápida.

“Creo que es el momento en que las autoridades tanto locales como del gobierno central tienen que pensar en un plan de contingencia y que la respuesta sea inmediata, más rápida”, aseveró.

Audios