Solicitan a Interpol Paraguay emitir alerta internacional por hurto de un Patrimonio Cultural

Ocurrió en la madrugada de este jueves, en Santa Rosa de Lima, departamento de Misiones. 
Se trata de una puerta original de madera tallada que se encontraba en la Casa de Indios situada en la acera jesuítica de la mencionada localidad misionera. 

La nota remitida por la Dirección de Asesoría Jurídica de la Secretaría Nacional de Cultura al comisario Gral. Wilberto Sánchez Dávalos, de Interpol Paraguay, expresa que el pedido se realiza ante la denuncia hecha por concejales municipales en la comisaría de la zona, por supuesto hecho punible contra la propiedad referente al robo de un objeto de valor patrimonial.

Se solicita a la ciudadanía proveer información en caso de tener datos que ayuden a recuperar el bien de valor patrimonial, a los teléfonos (021) 226257, Dirección de Patrimoniales de la DGPC, y a la central de la SNC, (021) 442515.
La Secretaría Nacional de Cultura recuerda que el robo de un bien de valor patrimonial constituye un delito penado por la Ley Nº 5621/2016 de Protección del Patrimonio Cultural, que señala en el artículo 41, inciso b, sobre el “Régimen de Sanciones Penales, que será castigado con pena privativa de libertad de 1  a 5 años, el que robare o hurtare Bienes del Patrimonio Cultural Nacional”.

Los concejales Ruth Almada y Robert Ayala hicieron la denuncia ante la comisaría local, a la Fiscalía y a Investigación de Delitos, igualmente comunicaron a la SNC para impulsar las acciones pertinentes,  a fin de evitar que la pieza, salga del país y que la Interpol proceda para impedir su comercialización.

Las autoridades  lamentaron el robo de este objeto simbólico para la rica historia de Santa Rosa. “Es una pena que un patrimonio de incalculable valor no solo para la comunidad de Santa Rosa sino para la humanidad haya sido objeto de hurto. Consideramos que detrás de esto hay gente que tiene amplio conocimiento del valor histórico y patrimonial que tiene la puerta que cuenta con 300 años y queremos evitar su comercialización en el extranjero”, sostuvo Ruth Almada.