Narco salió de Tacumbú con ayuda de guardiacárceles

La abogada Cecilia Pérez, viceministra de Política Criminal del Ministerio de Justicia, lamentó que funcionarios penitenciarios se vean involucrados en la salida irregular de un interno de la cárcel de Tacumbú condenado a 13 años de prisión por tráfico de drogas.

Aclaró que el caso ya fue denunciado ante el Ministerio Público y destacó que los guardiacárceles implicados ya fueron sumariados.

"Lo más preocupante es que nosotros tratamos de luchar por las reivindicaciones salariales, acompañando el esquema de los agentes penitenciarios, y sin embargo hoy tenemos conductas que no son propias de un agente penitenciario, estar acompañándole sin autorización judicial a una persona condenada por tráfico de drogas, a que se vaya a la cancha, a que se vaya a la casa de la novia, e ir a buscarle en la ambulancia de la institución, como si fuera él un enfermo él para simular que salió por motivos de salud, eso no condice con el reclamo", aseveró.

La subsecretaria de Estado dejó en claro que acompañarán las reivindicaciones salariales de los guardiacárceles pero al mismo tiempo exigirán a estos que cumplan con sus obligaciones.        

Los antecedentes refieren que el pasado 25 de septiembre, el narcotraficante condenado Aldo Ramón Moreno Ledezma, salió del establecimiento carcelario de manera irregular.

Según el interno, a las 9:00 de la mañana de ese día, el custodio Mario Bulquin y un chofer de la cárcel lo trasladaron hasta un centro oftalmológico para una consulta. Allí supuestamente solicitó a ambos que lo dejaran y lo buscaran recién al día siguiente para retornar al penal, ya que quería visitar a sus familiares. Esto efectivamente ocurrió tal cual, porque el interno recién volvió a prisión al día siguiente.

Lo llamativo del caso fue que el propio recluso publicó fotografías en su estado de la aplicación de mensajería WhatsApp. Mediante las instantáneas se pudo observar a Moreno Ledezma sentado en la gradería de un estadio deportivo, burlando así toda medida de seguridad, y otra fotografía en compañía de una mujer en el patio de una vivienda particular.

En el cuaderno de traslado a hospitales no consta la orden de consulta médica para el mencionado interno y tampoco figura en la carpeta de salidas por órdenes judiciales de la sanidad. Esto hace sospechar que la salida solo pudo haberse dado bajo la complicidad de los funcionarios del penal.

Audios