Ratifica que es inocente

El diputado liberal, Carlos Portillo, aseguró que no cometió tráfico de influencias y dio a entender que no puede garantizarse que realmente era su voz la que se escuchó en los audios filtrados pidiendo una coima de 3.000 dólares a una procesada para “arreglar” una causa.

El legislador se excusó de entrar en detalles sobre el proceso penal abierto en su contra por ese caso, argumentando que todas las diligencias serán detalladas por su abogado.

“Va a ser muy incoherente de mi parte que yo mismo esté opinando por mi caso, yo creo que el abogado es quien entiende y tienen que abordarle a él sobre esas preguntas”, expresó. Al consultársele si se considera inocente, Portillo se limitó a decir: “lógicamente sí”.

Audios