Intentaron con más pero solo pudieron con dos

El comisario Diosnel Alarcón, jefe del Departamento de Delitos Informáticos de la Policía Nacional, en contacto con Radio 1000, explicó detalles de los dispositivos utilizados por los malvivientes que lograron hackear dos cajeros automáticos del Banco Nacional de Fomento (BNF) para sustraer grandes sumas de dinero.

Según el jefe policial, fueron cuatro los aparatos vulnerados pero los delincuentes solo tuvieron éxito en dos de ellos.

“Seguramente se encontraron con ciertas medidas de seguridad también con los otros cajeros”, indicó.

Alarcón destacó que en la revisión de las cámaras de los circuitos cerrados de los cajeros se pudo constatar que los ladrones estuvieron trabajando bastante tiempo para vaciarlos.

Responsables del Banco Nacional de Fomento informaban por su parte que los malvivientes retiraron G. 280 millones de uno de los cajeros y G. 210 millones del otro.

Audios