Los “chalecos amarillos” se manifiestan en París y en otras ciudades nuevamente

Los chalecos amarillos comenzaron este sábado su octava jornada de manifestaciones para dar un nuevo impulso al movimiento y desafiar al gobierno que denuncia un intento de " insurrección" y reclama la vuelta al orden. Es la primera movilización del 2019, pese a las concesiones del poder ejecutivo, que se prepara para debatir las reivindicaciones del movimiento a mediados de enero.

El movimiento surgió en protesta contra el alza del precio de los carburantes, antes de defender reivindicaciones más amplias, relativas a la fiscalidad o al derecho a un referéndum de iniciativas ciudadanas.

En París, hacía el mediodía, entre 500 y 600 personas estaban reunidas en calma en la conocida avenida de los Campos Elíseos, no muy lejos del Arco del Triunfo, donde los manifestantes organizaron una asamblea general.

Fue cerca de los Campos Elíseos, punto fuerte de las movilizaciones de los anteriores sábados, donde Eric Drouet, figura controvertida del movimiento, fue arrestado el miércoles por la noche. Estuvo detenido una decena de horas, lo que generó indignación en la oposición y los "chalecos amarillos", que denunciaron una detención "política" y prometieron "no rendirse".

En la región de París unas 300 personas se dirigían a pie hoy hacía el aeropuerto de Beauvais pero la prefectura indicó que de momento "todo está en calma".