Recomendaciones a tener en cuenta para evitar el golpe de calor o insolación

En estos días de intenso calor, el Instituto de Previsión Social, aconseja ahondar en el cuidado del consumo de los alimentos y los líquidos. Los niños menores de 5 años y los adultos mayores suelen ser los más propensos y los más afectados con las intoxicaciones con los mismos. Por lo mismo, se remarca en ingerir alimentos frescos y de cocción reciente, así como, hidratarse con agua potable.

Se insta a darle importancia a las enfermedades relacionadas con el calor, tales como el golpe de calor y la insolación, que ocurren cuando el cuerpo no puede mantenerse a una temperatura baja, especialmente, en las personas con condiciones físicas particulares (enfermedades crónicas, capacidades especiales, niños, ancianos, embarazadas u otras).

A medida que la temperatura del aire sube, el cuerpo se mantiene fresco cuando el sudor se evapora. En días calurosos y húmedos, la evaporación del sudor se hace más lenta por el aumento de humedad en el ambiente. Cuando el sudor no es suficiente para bajar la temperatura de su cuerpo, la temperatura del cuerpo sube, y usted puede enfermarse.

La insolación puede ocurrir cuando el cuerpo se calienta demasiado, o puede ocurrir después de un golpe de calor. La insolación es mucho más grave que el golpe de calor. La insolación le puede ocasionar la muerte. La gente que está insolada puede parecer confundida. Pueden tener convulsiones o entrar en coma. La mayoría de la gente que está insolada también tiene fiebre.

Pero el tema más puntual a tener en cuenta es la ingesta de agua. Se insta a la población en general a hidratarse únicamente con agua potable. A tener cuidado con el hielo adquirido en cualquier sitio. Todo ello debe ser testeado como agua potable.