Francia: Los “chalecos amarillos” se manifiestan por séptima semana consecutiva

Varios cientos de manifestantes se movilizaron este sábado en el Acto VII, el séptimo sábado consecutivo de protestas de 'chalecos amarillos', una participación en franco retroceso que los convocantes atribuyen a las fiestas navideñas y de fin de año y que esperan se refuercen de nuevo en enero. 

El movimiento surgió espontáneamente durante noviembre después de que el presidente francés, Emmanuel Macron, anunciara aumentos en los precios del combustible para alentar una transición hacia una energía verde. El Gobierno francés ha suspendido los aumentos pero, a pesar de esto, las protestas continúan.

Las cifras de movilización contrastan con las 38.600 personas que participaron el pasado sábado en la convocatoria, según datos oficiales, lo que a su vez supuso una caída de casi la mitad con respecto a los manifestantes contabilizados la semana pasada, cuando se informó de 66.000 participantes, y se sitúa muy lejos de los 282.000 manifestantes del 17 de noviembre. 

Pese a la caída de la movilización en París, en otras grandes ciudades el movimiento de los 'chalecos amarillos' continúa teniendo una amplia repercusión y de nuevo se han producido cortes de carreteras en vías como la A7 y la A9.

Así se han producido concentraciones de 'chalecos amarillos' en Amiens, Aviñón, Toulouse, Burdeos, Marsella, Ruan, Amiens, Estrasburgo o Pau con hasta 2.000 personas en algunos casos y tensión con la Policía, que ha empleado gas lacrimógeno en algunos momentos. Los manifestantes, por su parte, han levantado barricadas y se han producido algunas detenciones.