Caso Caja Bancaria, ahora en manos de la fiscal Soledad Machuca

El caso “Karaku” está en manos de la fiscal Soledad Machuca, quien tendrá a su cargo subsanar o rectificar el pedido realizado por la fiscal Victoria Acuña para los cuatro procesados, quienes están imputados por la supuesta comisión del hecho punible de lesión de confianza.

Hace varios meses, gremios de jubilados solicitaron que se dé la intervención a la Caja de Jubilados bancarios, tras constatar numerosas irregularidades en la administración de la misma. A la par también se habían movilizado, a modo de exigir que se aclare la situación que denunciaban.

Hasta la fecha fueron imputados por la supuesta comisión del hecho punible de lesión de confianza, José Antonio Caballero Bobadilla, actual Presidente de la Caja Bancaria, y de los Miembros del Consejo Directivo Miguel Ramón Oro Domínguez, Xavier Alberto Hamuy Campos Cervera y Ángel Ramón Chamorro Ortiz. También está procesado el exgerente del ente César Rodrigo Amarilla. 

Dentro de las chicanas del caso, en los primeros días de este mes, se suspendió la audiencia preliminar de César Rodrigo Amarilla, exgerente de la Caja de Jubilados, Pensionados y Empleados de Bancos y Afines, esto debido a la sorpresiva aparición de un nuevo abogado de la defensa.

Por otro lado, la Jueza Penal de Garantías, Leticia Paredes resolvió dar trámite de oposición al pedido de sobreseimiento de los procesados, el cual fue requerido por la fiscal Victoria Acuña, quien acusó únicamente al exgerente general.

La querella que nuclea a varios gremios de jubilados se opuso al requerimiento de Acuña y solicitó se imprima el trámite de oposición, a modo que los antecedentes sean remitidos sin más trámites a la Fiscalía General.

La Magistrada expresó en su exordio:

“En el marco de la investigación se recolectaron una serie de elementos de pruebas (pericias, testificales, documentales entre otros); elementos que avalarían un requerimiento distinto al propuesto por la Agente Fiscal Interviniente”

En la Resolución de la Jueza Paredes se destaca:

“Por lo que a criterio de esta juzgadora y teniendo en consideración, ante posturas opuestas entre las partes, estima conveniente dilucidar dichas posiciones oportunamente ante un juicio oral y público.”

Actualmente el caso se encuentra en manos de la fiscal Soledad Acuña.

Acuña, denunciada

Luego del pedido de sobreseimiento realizado por la fiscala Victoria Acuña, los jubilados la denunciaron por mal desempeño en sus funciones.

La agente había llevado el caso desde el inicio y decidió, llamativamente, dejar impunes a los directivos y solo pidió finalizar con el proceso en juicio oral para el exgerente.