Wall Street cerró su peor semana en 10 años

Los índices Dow Jones y Nasdaq cerraron este viernes su peor semana en una década en Wall Street, en medio de las preocupaciones por el crecimiento, la amenaza de un cierre del gobierno en Washington y una guerra comercial.

Según los resultados al cierre, el Dow Jones Industrial Average, índice estrella de la Bolsa de Nueva York, bajó un 1,81% para terminar en 22.445,37 puntos y el Nasdaq, de predominante tecnológica, cedió un 2,99% a 6.332,99 puntos.

Ambos indicadores se desplomaron 6,87% y 8,36% respectivamente durante la semana, algo que no se ve desde la última crisis financiera.

El índice ampliado S&P 500, en tanto, bajó un 2,06% a 2.416,58 puntos, llevando su declive semanal a 7,05%, el peor desde 2011.

"Ha sido una semana comercial extraordinariamente mala para los mercados financieros en medio de las preocupaciones sobre el aumento de las tasas de interés en Estados Unidos, la desaceleración del crecimiento global, la incertidumbre del Brexit y el caos en Washington", dijo Lukman Otunuga, analista de investigación de FXTM.

El resto de los mercados alrededor del mundo tuvieron resultados mixtos, con las bolsas europeas sin cambios o subiendo ligeramente, mientras que Tokio cerró a la baja.

– Voces duras –

Si bien los indicadores de Wall Street se mostraron en rojo durante gran parte del viernes debido a los temores a un "cierre" (shutdown) del gobierno estadounidense -la parálisis de las administraciones federales debido a la falta de acuerdo presupuestario entre demócratas y republicanos en el Congreso-, se terminaron de desplomar tras la publicación de unas declaraciones del asesor comercial del presidente, Peter Navarro.

Éste le dijo a la agencia de noticias japonesa Nikkei que sería "difícil" para Pekín y Washington alcanzar un acuerdo comercial después de la tregua de 90 días entre los dos países.

"China básicamente está tratando de robar el futuro de Japón, Estados Unidos y Europa, yendo detrás de nuestra tecnología", dijo Navarro en una entrevista realizada el jueves pero publicada el viernes.

Y añadió que China debe abordar todas las preocupaciones de Estados Unidos sobre sus políticas comerciales, y que "no hay medias tintas".

"Con una declaración tan fuerte, tiene sentido que el mercado caiga", dijo Gregori Volokhine de Meeschaert Financial Services, estimando que la guerra comercial es "más importante" para los inversionistas que los temores sobre el banco central estadounidense o un "shutdown".

Ante estas preocupaciones, el Nasdaq cruzó una marca simbólica el jueves, perdiendo más de un 20% desde su punto más alto alcanzado en agosto.

Cruzar este umbral llevó al índice a la categoría de "mercado deprimido".

Los inversionistas también han estado ansiosos por la sorpresiva renuncia del secretario de Defensa, Jim Mattis, quien presentó importantes desacuerdos políticos con el presidente estadounidense, Donald Trump, en una carta pública.

"Estamos en un ambiente frágil", dijo Volokhine.

"La posición extremista está ganando en la administración de Trump, no solo en el comercio sino en todo".

Los inversionistas también se mostraron contrariados por la decisión de la Reserva Federal de elevar las tasas de interés esta semana y su aviso de que las continuaría aumentando el próximo año.

El presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, intentó tranquilizar al mercado, abriendo las puertas a una política monetaria más benigna en 2019 y asegurando que el banco central estaba escuchando los temores acerca de los riesgos y que está "listo para evaluar y reevaluar" sus puntos de vista y postura política.

Las acciones llegaron a recuperarse brevemente tras los comentarios de Williams, pero volvieron a caer rápidamente a rojo.