Boquete en el INDI se hizo para una mudanza y no fue usado para un hurto

La fiscal Claudia Penayo, quien intervino ayer en denuncia sobre la apertura de un boquete en las instalaciones del Instituto Nacional del Indígena (INDI), desmintió en entrevista con Radio 1000 que el orificio haya tenido como objetivo un supuesto hurto de documentos y otros elementos de valor del ente.

La agente del Ministerio Público aclaro a esta emisora que el boquete fue abierto con motivo de una mudanza a una nueva sede.

Explicó que las autoridades del INDI tuvieron que disponer que se derribe una parte de una de las paredes para poder sacar las pertenencias del sitio, ya que el acceso principal de la institución se encontraba cerrado por indígenas que se manifiestan en el lugar.

Dijo que en un principio se demoró a unas 13 personas, algunas de ellas autoridades del INDI, pero puntualizó que después se las liberó tras aclararse la situación.

Penayo lamentó que algunos medios de comunicación sigan transmitiendo la información presentando el caso como un hurto, acotando que ya ayer hizo las aclaraciones correspondientes.

Audios