Muerte de Laura Casuso no tiene relación con la guerra entre narcos y se trataría de una “venganza” policial, según expareja de la fallecida

En entrevista exclusiva con Radio 1000 AM, Osvaldo Aguiar, exesposo de Laura Casuso, apuntó que el crimen de la abogada nada tiene que ver con un enfrentamiento entre facciones del crimen organizado.

"Lastimosamente la muerte de ella (de Laura Casuso) no tiene ninguna relación con el tema de los bandos diferentes (de narcotraficantes). Se quedarían sin abogados (los narcos) si matan abogados. Nadie los va a defender", reveló Aguiar a Mina Feliciángeli, conductora del programa Mesa de Noticias, en las primeras declaraciones que realizó a un medio de prensa tras el crimen de su expareja.

Para el hombre, Casuso fue “entregada” a sus sicarios cuando fue invitada por Olga Giménez, esposa del abogado Christian Colmán (defensor de Marcelo Piloto), a la reunión de formación de una logia masónica de mujeres en la capital de Amambay.

Aguiar destacó asimismo que fue Giménez la responsable de llevar de la escena del crimen el celular en el que Casuso recibió la llamada que la obligó a salir de la reunión, circunstancia en que se produjo el asesinato.

"Ella (Laura Casuso) le pasó la mano y ella (la esposa del abogado Christian Colmán), eso es lo triste, lo único que le interesaba es agarrar la cartera y el celular. Sospechamos como familia que fue una entrega. Esta señora le está protegiendo a alguien por eso no entrega el teléfono. Pide protección a la Fiscalía porque alguien la está amenazando", sentenció.

Osvaldo Aguiar comentó detalles pormenorizados de la relación laboral que unió a su expareja con Jarvis Chimenes Pavâo, narcotraficante que cumple condena en Brasil.

Además ratificó los vínculos de Abel Cañete, Epifanio Barreto y Hernán Ramírez, con el narcotráfico y por ende, con el asesinato de Casuso.

Recordemos que estas personas fueron aludidas por la propia Casuso en una serie de audios difundidos por el Diario ABC Color.

Audios