Intendenta electa acusa a “minoría de resentidos” por impedir el abrazo republicano en Quyquyhó

La intendenta electa de Quyquyhó, Patricia Corvalán, ganadora en las elecciones municipales del distrito llevadas a cabo ayer, dijo que el abrazo republicano no fue real en la ciudad, debido a que una minoría de dirigentes colorados de la zona, se negaron a respetar la voluntad popular en las pasadas internas y terminaron trabajando en contra de su propio Partido.

La flamante jefa comunal señaló que unos 5 dirigentes pertenecientes al Movimiento Honor Colorado, encabezados por el presidente de la seccional colorada de la zona, fueron “los resentidos” que terminaron firmando un pacto azulgrana respaldando a la oposición en los comicios.

No obstante Corvalán aclaró que la conducta adoptada por una minoría no representa el sentir del Movimiento Honor Colorado y enfatizó que la situación para nada perjudica las chances de la nucleación a nivel departamental en las próximas elecciones del 22 de abril.

La joven intendenta de 32 años, esposa del exjefe comunal Martín Samaniego, reconoció que si llegó al cargo fue por el reconocimiento que tuvo la ciudadanía a la gestión que tuvo su pareja, quien estuvo durante 7 años administrando el municipio.

Por otro lado, Patricia Corvalán anunció que presentarán una denuncia ante el Tribunal de Conducta de la ANR solicitando la expulsión de los dirigentes que trabajaron contra su Partido. Aclaró que la mayoría de los afiliados de la zona fue la que pidió que se actúe en tal sentido.

Audios