Antonio Ruiz de Montoya, considerado el padre de la lingüística guaraní, nacía un día como hoy

Antonio Ruiz de Montoya nació en Lima el 13 de junio de 1585. A los 21 años de edad ingresó a la Orden jesuita en el Convento de Córdoba y fue ordenado por el Obispo Trejo y Sanabria. 

Incorporado a las reducciones del Paraguay, tuvo una activa y esforzada actuación en el establecimiento de las primeras poblaciones en la región del Guairá. 

Y cuando la presión bandeirante se hizo insostenible, organizó y condujo el sacrificado éxodo, atravesando selvas y cruzando ríos, para ubicar los nuevos asentamientos, ya definitivos; entre el Tebicuary, el Paraná y el Uruguay, en el extenso territorio que desde entonces se llama Misiones. 

En su carácter de Superior de las Misiones, fue comisionado a España a gestionar ayuda y medios de defensa; de cuyas gestiones derivaron la autorización para utilizar armas de fuego como único medio de defensa eficaz frente a las incursiones bandeirantes. Ya no habría de volver; a su regreso vino por su nativa Lima y la tocó defender a la Compañía de los virulentos ataques del Obispo de la Provincia, Bernardino de Cárdenas.

Ruiz de Montoya llevó a España los apuntes de sus obras fundamentales, cuyas primeras ediciones vieron la luz todas allí; según el estudio de Efraín Cardozo, sus principales títulos son:

Conquista Espiritual; contiene una descripción geográfica y social de la Provincia, y su fauna. Y fundamentalmente su vívido testimonio de protagonista de la penetración en la agreste región del guaira. Se hizo una reedición bilingüe, en guaraní y portugués.

Tesoro de la Lengua Guaraní; según sus comentaristas, contiene al indio "…tal como era en el momento histórico de la conquista; su antropología, su aritmética o manera de contar por nudos… sus hechizos y adivinaciones, sus extrañas endechas melancólicas y otros mil datos que escaparon a quienes nos describieron sus costumbres, allí está cuanto el hombre de la selva amó y esperó en esta vida y en la otra, el mundo de sus conceptos, su ideación…".

Arte y Vocabulario en la Lengua Guaraní; con el anterior un verdadero monumento al idioma autóctono, y el catecismo, en castellano y guaraní, en columnas paralelas; incluye la denominación en guaraní de los grados de parentesco.

Ruiz de Montoya, el más eximio de los guaraniólogos misioneros, falleció en Lima el 11 de noviembre de 1652; por su expresa voluntad, su cuerpo enviado al Paraguay fue inhumado en Loreto.